Crimen brutal en Ollagüe

Diario El Tiempo, La Paz, 20 de septiembre, 1919.

Porque pedía la muerte desesperado a causa de un dolor de muelas, un boliviano mató de un fierrazo a un paisano suyo. En seguida, fue a colgar el cadáver del cogote a un poste.

En Ollagüe ha tenido lugar un crimen brutal.

LOS ANTECEDENTES

Los trabajadores del ferrocarril a Bolivia Vicente Sanjinés Lenz y Laciano Rodríguez Merallo, bolivianos de nacionalidad, recibieron orden de subir al kilómetro 8,500 para efectuar unas reparaciones en la casa de la cuadrilla N° 51, que había sufrido algunos perjuicios durante el último temporal.

Junto con los nombrado trabajadores fue también Isidro Charo Jaldia.

Llegado al lugar de su destino, como a las 8 de la mañana, en una volanda, encontraron allí, en el patio del campamento al joven Ubino Ponces Torres, de 18 años.

Estaba el infeliz, desesperado por un dolor de muelas.

EL CRIMEN

Según han declarado Charo y Rodríguez, al ver a Ponce, en ese estado, que revolcaba en el suelo y se golpeaba la cara con ambas manos, Sanjinés le interrogó:

  • Qué es lo que tienes?
  • Un dolor de muelas, tan grande, estoy teniendo, que quisiera mejor morirme antes que sufrirlo más… – le contestó.
  • Y, el pobre lloraba y clamaba, como fuera de sí.
  • Sí: – decía, – quisiera morir. ¿Por qué no me matas mejor, pues?
  • Quieres que te maten! – le interrogó Sanjinés. Bueno.

Y sin esperar la respuesta cogió un fierro que había a unos cuantos pasos y se lo descargó repetidamente en la cabeza hasta dejarlo muerto.

  • Nosotros no pudimos impedirlo, – agregan los informantes; tan rápida fue la acción de Sanjinés.

COLGADO DEL COGOTE

En seguida, Sanjinés propuso colgarlo del cogote a un poste.

Todos aceptaron, y arrastraron el cadáver hasta un poste inmediato.

Una vez allí, ataron el cadáver del cuello y lo izaron al poste, dejándolo colgado.

DESCUBRIMIENTO DEL CRIMEN

Cuando más tarde pasó por allí el tren pagador, su personal vio el cadáver e hizo detener el tren para ver modo de identificarlo, cosa que no fue difícil.

En el mismo tren se condujo el cadáver a Ollagüe y allí se hicieron las averiguaciones del caso, lográndose obtener los detalles que dejamos consignados de este brutal crimen.

El hecho y sus cómplices fueron aprehendidos y puestos a disposición de la justicia.

(“La Nación”, – Antofagasta).



Citar este post
Francisco Rivera (2020, 28 septiembre). Crimen brutal en Ollagüe. Proyecto Arqueológico Alto Cielo. Recuperado 23 de febrero de 2024, de https://doi.org/10.58079/azfx

Buscar en OpenEdition Search

Se le redirigirá a OpenEdition Search