Minería en el Departamento de El Loa (continuación)

Planta de refinería en Ollagüe, 1952. Esta planta tenía una capacidad mensual de 2.000 toneladas métricas de 99,5% de azufre refinado. Fuente: William Rudolph. 1952. Sulphur in Chile. Geographical Review, Vol. 42, No. 4 (Oct., 1952), pp. 562-590

Diario Renovación, Calama, 4 de octubre 1942

Continuación…

Una de las grandes riquezas del Departamento, la constituye sin lugar a dudas, los yacimientos de azufre, que según los entendidos, calculan que las reservas son superiores a cincuenta millones de toneladas, cantidad que se estima no es exagerada. Y es así como desde los Cerros de Socompa y del Licancabur hasta las elevadas cumbres de Collahuasi, los volcanes que contienen depósitos de azufre, de leyes que fluctúan entre el 60 y 95%, forman una larga extensión de cientos de kilómetros a todo lo largo de la Cordillera de los Andes.

Esta gran riqueza nacional no ha podido ser explotada en forma progresiva, debido a:

  1. que casi la totalidad de los propietarios de los yacimientos de azufre carecen de suficientes capitales como para hacer una explotación en gran escala, limitándose, por consiguiente, a la venta de pequeñas partidas para poder seguir extrayendo ese metaloide. Esta falta de capitales impide a sus propietarios la instalación de faenas permanentes, a construir vías de comunicación, etc.
  2. a la falta de caminos que lleguen hasta el macizo andino, que es en donde están ubicados los yacimientos de azufre, para poder trasportarlo en camiones y no a lomo de mula como se hace generalmente en la actualidad, lo cual impide transportar grandes cantidades con el consiguiente recargo de los fletes; y además se pierde demasiado tiempo. Son contados los propietarios de azufreras que han podido costear la construcción de caminos hasta las mismas faenas en explotación: y
  3. a la falta de una orientación técnica y comercial. La explotación de los yacimientos de azufre se hace con antiguos sistemas que no encuadran con los principios técnicos y comerciales de la actualidad.

En el fomento a la producción en gran escala del azufre, podría hacerse a base de la formación de una sociedad integrada por los propietarios de azufreras, por el Estado y por la Corporación del fomento a la Producción Nacional.

Los propietarios, pondrían sus yacimientos azufreros;

El Estado contribuiría con la construcción de caminos, instalación de líneas telegráficas, autorización para instalar plantas hidro-eléctricas en los saltos de agua que abundan en el Departamento y construcción de otras obras fiscales necesarias; y facilidades para colocar el azufre en el mercado mundial.

La Corporación de Fomento a la Producción Nacional, contribuiría con el capital necesario para la adquisición de andariveles, plantas sublimadoras, maquinarias, camiones, etc. y los medios para poner en marcha las faenas.